En el mes de noviembre y diciembre del año 2016, el Congreso del Estado de Nuevo León, analizaron a propuesta de los diversos ayuntamientos el alza de los valores catastrales de los inmuebles de los diversos municipios.

Dichas reformas, base y época de pago, provocan que los gobernados, podamos ampararnos contra todo el impuesto y no sobre los cambios en efectivos, ya que son elementos esenciales del tributo.

Es importante recordar que los diversos municipios el año 2015 incrementaron los valores catastrales  entre un 20% y 35% y ahora incrementaron entre un 20% y 400% en algunos lugares, lo cual es irracional y atenta al patrimonio directo de las personas.

Por lo anterior, es claro que con la entrada en vigor de dichos valores catastrales y modificaciones a la ley se afecta directamente a las empresas y personas físicas que son propietarias de un o de diversos bienes inmuebles en uno o diversos municipios.

En estos términos, el medio de defensa procedente contra estas cargas excesivas tributarias, es el juicio de amparo, del cual conocen los Juzgados de Distrito y en caso de revisión los Tribunales Colegiados de Circuito adscritos al Poder Judicial de la Federación.

Nuestro amparo tiene la finalidad de proteger a las personas físicas y personas morales que son propietarias de un o varias bienes inmuebles en un o diversos municipios, lo anterior en contra de ese incremento desproporcional, cobro excesivo y en si contra el cobro del impuesto predial.

Para la interposición del citado juicio, se cuenta con el plazo de 15-quince días, desde la autodeterminación del impuesto (nueva modalidad acorde al artículo 21 bis-3 anteriormente transcrito) y de su pago, lo cual es el primer acto de aplicación de la ley.

Por lo anterior, RAGAT Grupo Jurídico Integral pone a su disposición el servicio de Amparo, con el fin de protegerlo respecto del “Impuesto Predial” en su integridad.

Si esta interesado en alguna cita, junta o reunión para conocernos, no dude en contactarnos a los teléfonos 1522-2344 y 1160-4040.